Sayulita

doors-vert

“Las desocupadas playas blancas, el cuantioso rompimiento de las olas, los pescadores amables destripando sus capturas cerca de la playa, la plaza tranquila de la ciudad con sus rústicos puestos de tacos y tortillerías.” – The New York Times

Sayulita comenzó como un pequeño pueblo de pescadores en la costa de México y está creciendo poco a poco como un destino turístico. Situado al norte de la región de Bahía de Banderas, la ciudad es relativamente nueva.

La región de Bahía de Banderas no fue colonizada hasta la década de 1800, las selvas densas y geografía remota hacen difícil el acceso. Sayulita no fue establecido oficialmente sino hasta 1941, cuando los primeros colonos emigraron a las montañas.

La ciudad ha crecido a 4.000 residentes, en su mayoría debido a la reciente carretera que la une a la ciudad de Puerto Vallarta. Sayulita tiene la costa cerca, alcanzando cerca de una milla de la costa del Pacífico, y sólo se extiende hacia el interior por unas pocas cuadras.

Cantidades crecientes de expatriados estadounidenses y canadienses han estado ampliando lentamente la población de la ciudad. Los residentes llevan un estilo de vida más sencillo, sin muchas de las complicaciones de la vida moderna. Las pintorescas casas de estuco con techos de palapa les recuerdan a los visitantes el encanto que este pueblo tiene para ofrecer.

Sayulita es famoso por sus playas de extrañas arenas blancas y negras y las increíbles condiciones para el surf. El surf es perfecto para los principiantes y experimentados de todas las edades. Puestos rústicos de tacos y tortillerías adornan la plaza del pueblo. Una reciente ordenanza del gobierno evita la tala de árboles con el fin de mantener la sensación de encanto de este paraíso tropical, alguna vez desconocido.

20140107102317-logo_parque